Etiqueta: pandemia

Estamos cómodos en el camino de «mal en peor»

Por Carlos Paladino

Si de algo, los argentinos, podemos poner las manos sobre el fuego, es el de certificar el rumbo sostenido que ha proseguido el buque insignia que nos guía. Bajo el turno de distintos capitanes, el criterio se ha instalado y respetado como un hecho adquirido e, inmodificable. La consigna es ir “de mal en peor”. Huir de la mortaja para abrazarse al difunto.

Si de tanto en tanto, aparece un capitán que quiere torcer esa trayectoria, inmediatamente aparecerá la tripulación del mismo barco, disconforme con el rumbo que le ha fijado; y qué ocurrirá entonces; primero se van a alborotar para ver si afloja, si no pasa nada, después se amotinan, hasta quitarle el liderazgo de la nave. Los marineros saben que un cambio como el que le proponen es una realización incómoda para su acostumbramiento, más esforzada para ganarse la ración diaria y; sobre todo y muy vital; con la resistencia de los polizontes (los que viajan, comen, sin haber pagado pasaje y, sin embargo, malviven).

 Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

Hay un montón de otros polizontes que no malviven porque son de otra categoría, son una clase muy modelada al bienvivir. El capitán queda haciendo el papel de un intruso puesto de los pelos en ese cargo, ¿qué pretende este aprendiz de capitán, vedarles su bien ganado estilo de vida? … ¡!Está loco de remate!!

El país (buque) que contiene e inmoviliza al pueblo argentino navega sin brújula ni cuadrante, a la deriva casi todo el tiempo y desde siempre. Doscientos años que pasa lo mismo. Una cosa es cierta; es un pueblo que no es refractario a la violencia. Los hechos notables de la Argentina están tapizados por hombres o acciones febriles, efervescentes, si es posible, que dejen señales de su violencia.

Las revoluciones, las asonadas militares, la guerrilla. Ni que hablar de la inquebrantable desobediencia a la ley para juzgar esos arrebatos a la vida republicana. Un poco de bochinche viene bien, la tranquilidad prolongada lo pone nervioso, necesita buscar pleitos. Tal vez ayudaría saber hacia donde enfilamos la nación; hacia la izquierda o hacia la derecha y, también, si aspiramos ser de izquierda o de derecha.

Porque los izquierdistas amasan fortunas maldiciendo al capitalismo abyecto, despreciable que busca pisotear al trabajador. Basta ver la vida y bienes de los pregoneros políticos de la izquierda para comprobar como predican con el ejemplo. Lo que se concibe como derechistas está integrado, hoy en día, por empleados, emprendedores, negociantes, que llevan adelante una pelea diaria por no entrar en la pobreza de la que hablan los izquierdistas, arrastrando a los que dependen de él. Cosa que vemos todos los días en algún lugar del país.  

La condición de pobres (izquierda) incluye a muchos empleados públicos con estabilidad laboral y respetables sueldos. Por supuesto, el ingenio político, deseoso de pulsear en la pelea por obtener algún miramiento sectario y económico ha incluido en la lista de opciones proselitistas; la Centro Izquierda y la Extrema Derecha. Toda una confusión.

El sindicalismo pregona una discursiva a sus afiliados de exaltado anticapitalismo y anti patronal, pero sus capitales personales son incalculables y poseen el dominio de no ser susceptibles de investigaciones. Todos los agraciados de estas tendencias, por el voto popular, cobrar por derecha y por izquierda. Sobran iniciáticas políticas y falta moralidad.    


                                           LA ESCUELA DE LOS POBRES Y LAS OPORTUNIDADES 


¿Cómo acallamos la necesidad extrema de la pobreza argentina? con una maquinita que emite dinero a derecha e izquierda, convirtiéndolos en subsidios sociales. Un plan de recuperación económica, que convenza de traer inversiones que se traduzcan en empleos, no existe. Y si de mentirita hubiera uno, tampoco serviría por los condicionantes que carga sobre sí el gobierno y no proyecta corregir.

En el listado de países con mayor inflación anual, figuramos entre los cinco primeros. Las tarifas congeladas muestran al inversor un país sin energía, y, al decir del presidente Alberto Fernández a Crónica el 5 de enero, “No hay ninguna posibilidad de que argentina tenga tarifazos y agregó que; en todo caso el costo de los servicios tendrá que ·corregirse de un modo razonable, teniendo en cuenta la capacidad de pago” de la sociedad. Que otra estrategia hay que no sea incrementar los ingresos de la gente. Único recurso rápido, ¿aumentando impuestos y con emisión? No sabemos.

Con el FMI, no hay forma de arreglar y no sabemos si lo habrá. En el ánimo de la señora Cristina no hay deseo de arreglo alguno. Ella tiene que demostrar su fortaleza ante los dictadores latinoamericanos. No ha sido confirmado; pero, se ha publicado que la señora Ángela Merkel señaló; “Los presidentes no heredan problemas. Se supone que los conocen de antemano, por eso se hace elegir para gobernar con el propósito de corregir esos problemas, culpar a los predecesores es una salida fácil y mediocre” Aunque una frase muy relacionada a ésta, circula en Twitter desde junio de 2019.

De la señora Merkel extraemos otros criterios para gobernar que pueden ajustarse a la realidad argentina. En Alemania cuidar el gasto público es una pauta a cumplir ya que no todo se ultima creando dependencias burocráticas y costosas, para enmendar los problemas sociales; alcanza actuando con profesionalidad. Por ejemplo; la atención en lo relativo a los Derechos Humanos, no es cuestión d plata, únicamente. Las leyes incumplidas son el mejor aliado para vulnerar la política de los Derechos Humanos.

El mundo liberal y el FMI, observan con inquietud el modo en que nos manifestamos con países que tienen presos a personas que no piensan como el gobierno, los detienen en carácter de subversivos. Las informaciones dicen que, entre Cuba, Venezuela y Nicaragua, las cárceles reúnen más de 1100 presos políticos.  Otro palo en la rueda de las buenas relaciones internacionales.


LOS HIJOS DE LA PAVOTA


Aunque, no podemos hacernos los desentendidos en este tema, que, por otro lado, constatamos a diario. De las arcas del Estado, salen crónicamente, muchos pesos en concepto de sueldos a ex subversivos que vegetan en distintos cargos públicos y, por si fuera poco, nos aturden con recomendaciones.

Préstamos para financiar el desarrollo de la empresa privada escasean; en cambio, los incentivos gubernamentales están disponibles para; Aerolíneas Argentinas (La Cámpora); Cammesa (la Cámpora); AySA (Malena Malgarini); Correo Argentino (La Cámpora); Ieasa, fundada por Néstor Kirchner (La Cámpora); agregamos a Radio y Televisión Argentina; Yacimientos Carboníferos Río Turbio y demás. Teniendo en cuenta los datos registrados; esas ayudas le cuestan al Tesoro, algo así, como 16.000 millones de dólares anuales, No dejemos a un costado los 25.000 empleados públicos incorporados en la Provincia de Buenos Aires. Siguen los consabidos aportes a La Cámpora, administradora del PAMI o la Anses.

Aún sin muchas luces, cualquiera sabe interpretar que ese dinero sirve a una masa de votantes sectarios del gobierno – cuanto más mejor -, que podrían ser destinados al proceso de generación de trabajo por parte de la actividad privada. Pero, el inconveniente que se imagina el partido gobernante, es que de suceder eso, no podría retener esa falange, ese séquito de indolentes seguidores.  Ustedes los conocen, se los tropiezan en la calle, en las esferas públicos; no necesitan que les digamos más.

                                                     …………………..

El desempeño de la Justicia Argentina, permitiendo la apretujada que le hace el Ejecutivo, hasta que la vicepresidenta y sus ¿amigos? queden liberados de toda cuenta pendiente; asimismo, las injusticias sociales y hasta la cantidad de jóvenes que se van del país, también son monitoreadas por los extranjeros (FMI, Inversores, etc.).

La violencia desenfrenada en las calles y la pasividad e inmovilidad a la que están sometida las fuerzas del orden, de agachar la cabeza, también tiene su injerencia a la hora de la asumir decisiones primordiales, como es, el de financiarnos dinero. ¿Las personas mayores, malcriados argentinos; alguna vez, nos imaginamos, ver estampas donde diez delincuentes – hombres y/o mujeres – patean la cabeza de un joven; o, ¿un motochorro arrastra por la calle y golpea a una anciana para sacarle vaya a saber qué cosa? Bien; acá, es habitual que la televisión nos muestre esos episodios. Además, los delincuentes tendrán una nómina inacabable de profesionales puestos a disposición de su defensa.

La delincuencia y los asesinatos en aumento, en algo involucran al gobierno central. Fíjense que, si un agente policial le tira un tiro a un criminal, expondrán mil argumentos para castigarlo. “Gatillo fácil”, es lo primero que dirán. Son evidentes resabios de la época de los Firmenich, los Taiana, los Galimberti, y cientos que andan sueltos y compensados por su compromiso con la patria.

                                    

Es muy significativo y enormemente alarmante para lo que queda en pie en nuestra nación que “Argentina vive una fuga de cerebros sin precedentes”, “la falta de perspectivas, los salarios en constante caída ante la inflación, la inseguridad…” son citados como datos perturbadores para la huida de la crisis. “…similar a la desencadenada tras la crisis económica de 2001…” (TV Suiza). Noticia referenciada (¿cuándo no, el peronismo como protagonista) como cuando los empresarios se escapaban del país acobardados por la guerrilla argentina. Perón, instigador de esta muchachada revoltosa, “decidió terminar con el ERP, FAR y Montoneros” Volvió al país para combatir a la izquierda. Se le iban los capitales fuente de trabajo, producción y empleo. Punto seguido vendría el echar a los “jóvenes imberbes” públicamente. El  monstruo que creó, ya no lo respetaba, ni era dominable

Nuestro país debe crear condiciones favorables para este manantial de capacidad que ruega por “tomarse el barco”, como lo hicieron nuestros abuelos. Es altamente imperioso recapacitar, acerca de, en manos de quien queda el futuro argentino. ¿En los vetustos partidos políticos que andan rondando por ahí? ¿La juventud acomodada e inexperta?  Difícil que nos saquen del peor camino    

Argentinos que se quieren ir

Por Carlos Paladino

Hay preocupación por la gente que se va o quiere irse del país. De igual modo en que el gobierno se pregunta en qué errores incurrió para perder las PASO; se cuestiona (no es algo que le quite el sueño) sobre las motivaciones que causan el éxodo de jóvenes – y no tan jóvenes – intentando garantizarse una vida, que aquí no visualizan. No son cobardes ni traidores a la patria.

Son argentinos capaces en sus profesiones y oficios que no tienen trabajo; mano de obra despedida por empresarios fundidos que no saben si volverán a abrir sus puertas a la producción, dado las exigencias laborales que las leyes y el sindicato precisan para mantenerse en pie. Emprendedores que no podrán reivindicarse ante la falta de créditos accesibles. Trabajadores de empresas que cerraron y se fueron a producir y fomentar el empleo a otro lugar.

Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

La llegada de industrias y mercados se vuelve esquiva si consideramos la cantidad de trabas, y el clima adverso que se pronostica. Las firmas en circulación no tomarán asalariados que no saben cómo pagarán, si no aumentan la producción y las ganancias. En muchos casos reemplazarán mano de obra nueva con horas extras. Ya tienen problemas con los sindicatos; ¿originar más? Los sindicalistas no colaboran con la creación de empleo.

Debemos decirlo, el sindicalismo argentino es la mayor contrariedad que dificulta la estabilidad y creación del trabajo genuino. Han logrado instalar el miedo entre las instituciones, son los principales cómplices de cierto factor de poder y, la derivación perniciosa de todo ese entuerto, cae como plomo en el trabajador que dicen: “defender”. Para los emprendimientos chicos y limitados la cuestión revela idénticas condiciones, la posibilidad de contratar gente es prohibitiva. Se las arreglarán como puedan.  

Canal Nicolás Cereijo. SUSCRIBITE GRATIS

La actividad privada no brinda la seguridad que los trabajadores requieren; por eso, los aspirantes prefieren el trabajo en el estamento público. Ganarán más plata, gozarán de una asistencia social, no los van a echar y, seguramente, trabajarán menos. ¿Quién quería entrar, en los viejos tiempos a servir en los organismos estatales? Claro, de hecho, los docentes, personal de la sanidad pública, municipalidades y alguno más.

Ascender en la actividad privada era todo un desafío personal y de competencia laboral perseverante con la finalidad de conquistar galones. Los patrones se “robaban” unos a otros, los mejores auxiliares. Hoy – en muchos casos – el mejor regalo que se le puede hacer a un patrón, es presentarle la renuncia. ¡Cómo cambiaron las cosas! Recuperar la economía argentina, bajo el dominio de estos condicionamientos es casi imposible.

Si mi país, (piensa el desilusionado), no me abre las posibilidades a una existencia digna, ¿qué me resta por hacer? Voy a llorar, voy a extrañar, me despediré de mis padres que tanto hicieron por mí y no sé si los veré de nuevo, Si formalizo una nueva familia me arraigaré definitivamente en la nueva tierra que será mi nueva Patria. Tal vez no me acostumbre nunca y viva nostálgico del afecto cotidiano del amigo que tal vez nunca logre reemplazar, del café espontáneo, del asado dominguero; en fin, de la caracterizada impronta argentina.

Pero; otra no me queda. Mi país no hace nada por retenerme. Me resigno pensando: ¡si mi patria se hizo grande con inmigrantes! Muchos escapando de la guerra. La contradicción empeora la cruel realidad; a nosotros nos echan, argentinos que podríamos vivir y hacer crecer una nación que tiene riqueza suficiente para darnos. Entonces, repitamos la historia. Es una determinación difícil. La vida es así.


Una síntesis inquietante aunque esperable                                                


¿Que han estado viviendo los individuos que abandonan espantados todos sus quereres, sus anhelos, sus ambiciones? Una de las respuestas pasa por continuidad de los desconciertos políticos y de una repugnante corrupción sin antifaz.  Quienes parten de la premisa de liar los bártulos y abandonar su lugar, están recurriendo al último hálito de esperanza que atesoraban, haciendo tiempo, por ver si de una vez por todas, empiezan a corregirse los mismos trastornos e impedimentos, a los que no desean acostumbrarse y, menos aún, resignarse. Al fin y al cabo, sólo pretenden una vida normal. No mucho más que eso, pero, en armonía y tranquilidad. Que los días transcurran sin sobresaltos. Despertar y salir a trabajar convencido de que sus necesidades elementales de alimento, salud, educación, seguridad, están cubiertos.  Pedirle esas substancias al siglo actual, no son exigencias desaforadas.

 ¿Cuáles otros motivos los vienen empujando para irse? En Argentina no se puede tener y padecer  hambre. Bueno, hay casi 19 millones de pobres, que representan algo así como el 40,6%. La pobreza infantil toca el 54,3%, índice que afecta a 6 millones de menores de 14 años, de los cuales el 16,6% son indigentes. Según versiones creíbles. Inflación desorbitante con pobreza. Mucha asistencia a las escuelas tiene por única finalidad, la comida diaria suministrada a los alumnos por la cocina escolar. En lugares de inestables recursos, los comedores escolares son mantenidos con aportes particulares. Para los alumnos bajo esas circunstancias, la educación deja de representar la función primordial de la escuela. Fracciones pobres de la sociedad, son auxiliadas por comedores barriales atendidos por caritativos vecinos. Otros merenderos son ayudados por el estado, siempre y cuando se identifiquen con el ideal político del gobierno. Una verdadera maravilla de sensibilidad y caridad cristiana. La culpa es de Macri, pero, no al punto de no poder darles una comida sencilla a los chicos. Respecto de la educación superior, las universidades volverán a la presencialidad completa, en el mes de enero. El gremio les da una tregua. Qué decir de la inseguridad; a los malandras ya habidos, le sumamos los liberados por el gobierno por cuestiones de la… ¿pandemia? Salir o volver del trabajo (aquél que lo posee), es una verdadera muestra de valentía. A lo mejor conseguirlo le costó un infierno de colas, entrevistas y frustraciones y; ahora, lo asesinan por un celular, no valiéndose la víctima de compasión alguna; si es hombre, mujer, joven o viejo, da igual. Es el país seguro con que la mala democracia nos recompensa.

La forma de administrar justicia en Argentina, tampoco es un atenuante para revertir la urgencia de algunos ciudadanos de marcharse a otra parte. Los que fugaron la inmensa millonada que heredó Mauricio Macri, los ejecutores de las obras cobradas y no terminadas; están en libertad.  Los grandes evasores como Cristóbal López, también, podrán pagar sus deudas fiscales (dinero con el que financiaba otras empresas) en cómodas cuotas. A este López, – no el de los bolsos – la AFIP le perdonó deudas y por ser un buen contribuyente le conceden una obra millonaria, en un tramo de la Ruta 3. Lo sucedido al pobre López es un ejemplo de cómo se comporta la Justicia argentina. ¿Miren lo mal que se juzga, que la señora Milagro Sala se siente “desilusionada y usada” por el Frente de Todos? Tiene razón, si la plata que le regalaron se usó y se repartió entre muchos. Los hechos de corruptela impune son inagotables. No alcanza el espacio para describirlos No creemos que convenzamos a nuestros futuros emigrados, si les recordamos los privilegios de los políticos y las iniquidades de la política. Seguro que al amigo o familiar que pronto hemos de desearle suerte, sacó las cuentas y sabe cómo será su vejez. Si emprende con sacrificio una actividad privada, da mano de obra y cumple con todos los requisitos de ley, se jubilará con una sabrosa suma que no le servirá para comprar los remedios; lo que le queda de vida no le alcanzará para arrepentirse de no haber incursionado en política; no destacada; en cualquier carguito de morondanga.

Y puede que antes de “rajarse” tengan en cuenta como han especulado con su salud durante la pandemia. La compra de vacunas ideológicas se realizó tardíamente, porque las mismas debían ser rusas. O, mejor dicho, no provenir de países liberales y ricos. Tal vez se pensó que, con sonrisas y elogios, Putin (uno de los líderes más fuertes del mundo) se podía “ablandar” y tenernos en su círculo de preferencia. ¿Qué paso?… El kremlin envió la cantidad de inyectas hasta donde lo creyó prudente. Los argentinos nos inyectamos con demora. La última buena nueva ocurrió cuando “El Gobierno devolvió 1.3 millones de dosis de Sputnik V a Rusia por problemas de etiquetado “(?) ¡Ojo1. La mala praxis acarrea graves consecuencias. El gobierno anticapitalista y antiliberal, mandó comprar 20 millones de dosis de vacunas Pfizer y 20 millones de Moderna.

Son muchos años de vivir al son de los procesos dictatoriales que nos marcan. Asimismo, acompañados de ineptitud, incapacidad, ignorancia del quehacer público; siempre con la incertidumbre del grado de malicia puesta en los actos de gobierno. Y si pensamos un poco; este acumulado de injusticias es en aras de salvar a esta generación corrupta que elegimos para que nos gobierne La justicia tiene responsabilidad fundamental en las decisiones de los ciudadanos que encuentran la solución en la huida; en el desarraigo forzado. Y, sí, convengamos que hay políticos que tendrían que estar detrás de las rejas presidiarias.

Gente argentina, si se van, que tengan suerte. No nos olviden.  

Pandemia política: excusa y estallido

Por Rodolfo Florido

El terror como política de Estado. Los que dependen de los planes para comer están en una etapa de desesperación. Lo que reciben no alcanza y lo que quieren no existe; encima los que reparten, esperan agradecimiento de quienes son humillados. Cuidado, porque el odio es un sentimiento que se aprende.

En la Argentina podías bajar de clase social por tu propio fracaso o subir por tu propio esfuerzo, eso ya no existe. Hoy podés bajar de clase social por la  combinación entre la inutilidad del Estado y la voracidad fiscal que se queda directa o indirectamente con la mitad de tu esfuerzo y de tus ingresos.

Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

Las palabras glamorosas que se usan para disfrazar la verdad, no la cambian.

Pobreza es miseria, no necesidades básicas insatisfechas; una villa miseria no es un barrio popular, es una villa miseria, un lugar donde el hacinamiento, la falta de servicios, las drogas, los dealers y la falta de futuro son condiciones generales en las cuales la excepcionalidad de algunos casos no hacen a la regla.

Inclusión es una palabra hermosa que no define nada con agregarle la E al final. La sociedad la vive como un relato de lo políticamente correcto pero que no tiene correspondencia con la vida cotidiana. A la gente no se la puede obligar a sentir que una E o una X le cambia la cabeza.

Femicidio es una vergüenza social que debería tener su correlato en la disminución de este y no en una mera declaración de voluntades políticas que, lejos de evitarlos o disminuirlos, solo ven como crece sin atinar a preguntarse qué está sucediendo para que muchos “hombres” de hoy sostengan la profunda cobardía de levantarle la mano a una mujer.

Canal de YouTube Nicolás Cereijo. Podés SUSBRIBIRTE gratuitamente

Todos son relatos. En estos relatos, la Argentina es el país de más avanzada en el universo, nadie nos supera. En la realidad, somos una sociedad quebrada. Política, social, moral y económicamente quebrada. Solo en las palabras somos de avanzada. Hipócritas acostumbrados a declarar lo que es políticamente correcto pero de la boca para adentro sabemos que son solo palabras impuestas para no ser denostados por quienes la crearon para parecer progresistas aunque en realidad sean relativistas de lo absurdo y fundamentalistas de las mentiras.

El 3 de agosto, el Presidente dijo… “Nadie defiende más a la clase media que nuestras políticas”. O es un cínico y un mentiroso o vive en un mundo paralelo al que los argentinos en su ceguera no pueden ver. Algo está muy mal. La clase media está haciendo dibujos económicos para no desmoronarse hacia el pánico que le supone poder caer a la clase baja. Posee una vivencia cultural de sí misma que le hace percibir la caída como un tobogán de imposible remontada. Además ve a sus hijos yéndose del país, pensando o planificando irse. Y ya no para hacer un curso o un estudio que le abra más puertas en nuestro país, irse para no volver. Esos hijos ven como sus padres se desesperan y ya esa opción –a los padres- les queda muy lejana. Solteros o recién casados ven que el dinero al que acceden no les permite siquiera soñar en una casa y que las que el Estado les dice que puede darles son de una precariedad que solo soportan la presentación inicial de una casa nueva y recién pintada. Muchas de estas construcciones no duran ni dos años sin empezar a desnudar brutalmente su precariedad.


El sueldo promedio de estos jóvenes no alcanza los 45 mil pesos y aquellos que tienen estudios universitarios no llegan a un promedio de 60 pesos netos. El problema es que, para no ser pobre intentando conformar una familia, según el INDEC, el ingreso no debe ser inferior –al mes de agosto- a los 68 mil pesos. Y tampoco esto es cierto. Para pertenecer a la clase media el ingreso de una familia porteña debería ser de 102 mil pesos. Y esto es otro relato desesperante. Una familia tipo con 102 mil pesos vive muy mal. No vive en una Villa Miseria pero ya no es clase media, quizás sea clase media baja y su percepción es que está al borde del abismo.


Nadie defiende más a la clase media que nuestras políticas«. Las palabras del Presidente suenan a bofetada para un joven con estudios terciarios. ¿600 dólares mensuales se suponen que son los ingresos de la clase media? Un empleado raso en un Mac Donald de los EEUU gana 1584 dólares por mes si trabaja 8 horas diarias y medio día el sábado. Obvio que los costos de vivir son otros, pero una pareja ya podría juntar 3000 dólares mensuales sin ningún estudio, 36 mil dólares anuales y para ganar eso en nuestro país debe trabajar 5 años y medio. Otra vez, o el Presidente es un cínico o un mentiroso o vive en un mundo paralelo al que los demás mortales no tenemos acceso o comprensión.


Radicalizar el discurso de campaña


En resumen, la situación social es extremadamente tensa. La calle es un polvorín, la sociedad se está hartando de vivir encerrada mientras la delincuencia se hizo del control de los barrios. Este año, 44 delincuentes murieron a manos de los asaltados y la cifra crece. Cada semana son más los ciudadanos que se arman y van a hacer cursos de tiro a escuelas de esa especialidad. El año que viene, post elección de noviembre, subirán los servicios públicos, la nafta y seguramente se acelerará la devaluación. La pobreza crecerá y la indigencia con ella. Los planes no van a alcanzar ni para comer 4/5 días del mes excepto marcas de tercera selección y productos extremadamente básicos como harinas, polentas, etc.

La sociedad no quiere que la entretengan con discusiones que están fuera de su realidad cotidiana como la despenalización del consumo de la marihuana o ponerle la X a un documento de identidad de quien no quiere ser hombre o mujer o alguno de esos relatos de entretenimiento y distracción. Comer, vivir, tener un techo o siquiera una esperanza es la demanda. Si no lo entienden, no se sorprendan luego cuando las situaciones se desborden. El agua siempre encuentra su cauce natural cuando los hombres no le ofrecen un cauce alternativo. Piénselo señor Presidente, no vaya a ser que usted sea a quien se refirió el escritor Henry Mencken cuando dijo que… “Un cínico es un hombre que, cuando huele flores, busca un ataúd alrededor.”

¿Un negociado más o un atentado a la salud pública?

Por Noemí Savoia*

A raíz de la denuncia del periodista Diego Cabot he escrito este artículo con los aportes de la Comisión de Salud del Instituto de Políticas Públicas Crisólogo Larralde. En dicha denuncia se afirmó la existencia de un laboratorio en el Aeropuerto de Ezeiza, que realizaba estudios Covid 19, que entregaba análisis en tiempos extremadamente cortos, que era un negocio millonario y que los estudios eran obligatorios comienzan una serie de investigaciones y denuncias. La empresa contratada era Lab Pax SRL, no era un laboratorio reconocido ni tenía antecedentes en la actividad bioquímica.

Partiendo de la base que la salud es un derecho y un bien público porque lo que sucede en forma individual afecta a la comunidad en su conjunto; es muy importante hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué es tan importante el tema de los testeos Covid 19 en los aeropuertos?

El tema de testeos en época de pandemia es importantísimo e indispensable porque controla la entrada y salida del país de las personas que pueden estar enfermas o ser portadoras del virus, en especial en una zona con mucha movilidad internacional como es Ezeiza y aeroparque.

Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

  • ¿Es importante controlar la entrada o la salida del país?

Para los argentinos lo más importante es controlar la entrada de las personas para conocer si tienen riesgos y pueden introducir y dispersar virus Covid 19 y sus nuevas variantes. El control de las personas que salen del país es para proteger a los países de arribo y evitar la diseminación del virus de los posibles portadores a la población.

  • ¿Qué estudios deben realizarse?

Deben realizarse estudios de PCR, que son estudios especializados,  se realizan en hisopados nasofaríngeos por biología molecular y son llamados reacción en cadena de polimerasa. Los estudios de Antígeno rápido no son los más indicados ya que  dan resultados positivos cuando la persona tiene síntomas, luego de 4 o 5 días de estar infectada y puede ya ser contagiosa.

  • ¿Qué otra medida podría tomarse?

Los análisis de laboratorio, si bien son muy específicos, pueden dar falsos negativos debido a la baja carga viral. Es muy conveniente el aislamiento de 7 a 10 días luego de un viaje de regreso de zonas de riesgo.

  • ¿Cuándo se debió haber comenzado con las medidas?

 Se debió haber comenzado con las medidas, aislamientos y testeos, cuando se tuvo noticias de la pandemia, a fines del 2019 y principios del 2020.

  • ¿La Argentina tuvo posibilidades de controlar mejor la pandemia?

 La Argentina tuvo el privilegio de tener noticias de lo que ocurría en el mundo 6 meses antes, mientras tanto “no se hizo nada” y “se negaba la posibilidad de que la enfermedad llegara a nuestro país.”

  • ¿La Argentina tenía la posibilidad de realizar los test y los aislamientos?

Si, por su puesto. Los primeros reactivos disponibles fueron los testeos rápidos cualitativos y cuantitativos de Anticuerpos IgM e IgG, que daban positivos entre los 5 y 7 días de iniciados los síntomas y determinación de PCR en centros de referencia. De haberse realizado un control médico exhaustivo de los pasajeros y aislamiento preventivo, se hubiera reducido considerablemente el número de casos, y aislado a los grupos de contacto.  A mediados del año 2020, ya estaban disponible en el mercado testeos rápidos de Antígeno y determinaciones cualitativas de PCR de origen nacional: Chemtest y Neokit, con muy buenos resultados.

También podés leer: ¿De qué hablamos cuando hablamos de testeos?

  • ¿Cómo actuaron las autoridades responsables?

La Argentina, desde el actuar de sus instituciones responsables, en el aeropuerto solo se pedía a los pasajeros, una declaración jurada, no se informaba correctamente, y no se exigía aislamiento. Así comenzó a fines de abril la llamada “primera hola”. Nuestro partido perdió una oportunidad preciosa, mientras el gobierno era aconsejado por un grupo de prestigiosos epidemiólogos, pero no convocó a un equipo multidisciplinario. En tanto los casos comenzaban a subir.

  • Entonces: ¿La instalación de un laboratorio en Ezeiza fue una medida adecuada?

La instalación y funcionamiento del laboratorio de Ezeiza fue una medida tomada a destiempo y en forma irregular.  Se instaló a principios de año y lo contrato en forma directa por Aeropuertos Argentinos 2000, sin intervención de Ministerio de Transporte, Sanidad de Fronteras, Ministerio del Interior ni Ministerio de Salud, ni ningún tipo de licitación.

ANTECEDENTES

  1. Debido a una denuncia del periodista Diego Cabot, de que funcionaba un laboratorio en el aeropuerto de Ezeiza, que realizaba estudios Covid 19, que entregaba análisis en tiempos extremadamente cortos, que era un negocio millonario y que los estudios eran obligatorios comienzan una serie de investigaciones y denuncias. La empresa contratada era Lab Pax SRL, no era un laboratorio reconocido ni tenía antecedentes en la actividad bioquímica.
  • Según la diputada Graciela Ocaña: El laboratorio era Lab Pax SRL, era una sociedad relacionada con Real State y con Sanity Care, que adecuó el nombre días antes de que empezara el contrato en función de la necesidad epidemiológica de controlar la entrada de los virus en pandemia que estaba circulando entre la población. Era un negocio millonario que facturaba $ 5.000.000 por día para realizar testeos obligatorios a los pasajeros que ingresaban y egresaban del país. Desde la oposición, algunos legisladores como Graciela Ocaña, Luis Petri entre otros, pidieron informes y respuestas respecto a “los motivos y criterios que llevaron a la tercerización de los test, la modalidad de la contratación del servicio y detalle sobre las empresas seleccionadas para su prestación”.
  • La diputada Mariana Zubic cargó contra el frente de todos por estar vinculados a la empresa Lab Pax luego que estallara el escándalo por los testeos de Ezeiza: los Hisopados truchos. “Hay una empresa que esta armada por monotributistas, que tiene millones de pesos de ingresos y detectamos que detrás de ellos hay referentes del frente de todos “- (Luis Majul, Radio Rivadavia)- La legisladora presentó la denuncia en la Procaduria de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) para que el hecho se investigue. En su denuncia menciona al Coordinador del Banco de Sangre de Vicente López, Rodolfo Príncipe, vinculado al Diputado Nacional Carlos Selva y al Ministro del Interior Wado de Pedro. En este marco la legisladora argumentó que el Rol de los dirigentes de Frente de Todos fue el armado de Lab Pax. Las titulares de la empresa Lab Pax SRL eran dos señoritas prestanombres monotrobutistas para una empresa armada para tal fin: Paula Perillo Orellana (quien cobraba $ 18.000/ mes) y Laura Cáceres que es pareja de Jorge Fabrelo uno de los responsables de Lab Pax y Sanity Care. Había un Bioquímico a cargo que había renunciado el 31 de marzo de 2021.
  • El 21 de mayo, luego de las denuncias se rescinde el contrato, y se concede la prestación también en forma dudosa a un reconocido Laboratorio de Buenos Aires: Dr Stambulian.
  • Denunciaron a Carla Vizzotti tras el escándalo por los centros de Testeo en Ezeiza. La presentación alcanza a las titulares de Labpax, Paola Orellana Perillo y Laura Cáceres, entre otros por las irregularidades de contratación de una empresa sin antecedentes en la materia.

 “Ante los cuestionamientos realizados en medios periodísticos sobre los testeos de antígenos y PCR covid-19 realizados por el laboratorio Labpax con tests de Abbott, Aeropuertos Argentina 2000 informa que ha iniciado el jueves 29 de abril una auditoría en la que se investigará en profundidad para determinar las responsabilidades y la calidad y certificación técnica de los procesos de testeos”. Asimismo, puso en conocimiento sobre la decisión de reemplazar al proveedor y “ha propuesto a Stambulian Servicios de Salud que asuma la dirección técnica e implementación de los testeos en nuestros aeropuertos”.

DENUNCIAS.

Según consigna la denuncia presentada, los responsables contrataron “una sociedad sin ningún tipo de antigüedad y trayectoria, sin antecedentes en análisis clínicos, cuyas dueñas son dos monotributistas que no se conoce su experiencia en bioquímica”. La denuncia también asegura que “se obligó a los argentinos a realizarse y abonar un testeo en suelo nacional para proteger la salud pública y en su lugar se habría montado un negocio para recaudar, pero sin idoneidad ni efectividad para detectar o detener la propagación de la pandemia”. Los denunciantes manifiestan que el emprendimiento de Labpax vio la luz de la mano de la Decisión Administrativa 268/2021 y si bien los ministerios de Salud y de Transporte eran las autoridades de aplicación del testeo obligatorio, la contratación corrió por cuenta de Aeropuertos Argentina 2000 con la fundación educativa San Lázaro, manejada por la propia empresa. La presentación quedó radicada en el Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora, a cargo del Dr. Juan Pablo Augé.

El emprendimiento de las dos monotributistas vio la luz de la mano de la decisión administrativa 268 –firmada el 25 de marzo de 2021–, pero la contratación corrió por cuenta de Aeropuertos Argentina 2000.  En este escenario, la ministra de Salud, Carla Vizzotti recibió una denuncia penal por presunta violación de las medidas preventivas contra el coronavirus y por incumplimiento de los deberes de funcionario público a raíz del escándalo en la adjudicación de los hisopados y testeos en Ezeiza.

El escrito pide a la Justicia que se investigue qué personas o funcionarios pueden estar detrás de Labpax y el uso de la firma de un bioquímico que certificaba los testeos que no trabajaba para el laboratorio. La presentación fue realizada por la agrupación Acción Conjunta Republicana y la denuncia quedó radicada en el Juzgado Criminal y Correccional Federal número 2 de la Capital Federal, a cargo de Sebastián Ramos. Además de Vizzotti, fueron denunciadas la subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización de Fronteras, Claudia Madies; las monotributistas titulares de la empresa Labpax S.R.L., Paola Orellana Perillo y Laura Cáceres; y los concesionarios del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Por su parte, al principio de escándalo, fuentes de Aeropuertos Argentina 2000 indicaron que no estaban al tanto de que el servicio de salud, vital para controlar la pandemia, lo prestaba Labpax. Sin embargo, AA2000 firmó un contrato de colaboración con la Fundación Educativa San Lázaro, manejada por la propia empresa, para que organice el sistema de testeos en espacios cedidos por la concesionaria. Finalmente, la fundación fue la que delegó el sistema en Labpax, representada al momento de la rúbrica por Laura Cáceres.

“UNA VEZ MÁS, LA CORRUPCIÓN MATA”

El control de las fronteras, en especial en épocas de pandemia, es responsabilidad del Estado: Ministerio del Interior, Sanidad de Fronteras, Ministerio de Transporte y Ministerio de Salud. Las contrataciones en este caso deben estar reguladas por el estado, realizadas por licitación pública con concurso de antecedentes, precios, calidad, y gratuitas para proteger la salud de todos los habitantes.

A todo esto, las datos actualizados muestran:

Acumulados más de 80.000 muertes

Muertes del dia 722

Total, confirmados: más de 4.000.000

Positividad en testeos casi 30%

25% de vacunaciones de primeras dosis.

Lejos de inmunidad de rebaño (75% de vacunación).

Lejos de las vacunaciones masivas.


*La autora es Bioquímica y Magister en Economía y Gestión de la Salud. Integrante de la Comisión de Salud del Instituto de Políticas Públicas Crisólogo Larralde

Educación y pandemia: trazos para una cartografía de la escuela del devenir

“¿Qué se decidirá cuando ya no nos invada la ansiedad, cuando el recuerdo del encierro se desvanezca gradualmente y cuando las desigualdades reveladas por los terribles acontecimientos que vivimos se vean de nuevo ensombrecidas por el activismo cotidiano? Temo que la prisa por «salir» de la crisis nos haga olvidar las condiciones en las que entramos en ella y que el «regreso a la normalidad» sea, según la lógica de la pendiente más pronunciada, un «regreso a lo anormal”

(Philippe Meirieu)

Por Esteban Carbonaro

La llegada del COVID-19 destartaló, resquebrajó pero al mismo tiempo reconfiguró una escuela que se vio impulsada a dar nuevos trazos en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Puso en evidencia que aquella escuela de las finalidades, muchas veces la que llamaremos del cumpli-miento debía reinventarse y pensarse desde un nuevo dispositivo y que no admitía comparación. La escuela del devenir, la que se está gestando en tiempos de pandemia donde la copresencial es solo un recuerdo y una posibilidad y nuevas tecnologías toman la riendas, nos interpela a una escuela otra, que no es sino aquella que está-siendo y nos invitan a pensar si este estar-siendo no debería ser parte de esa brújula que quedó perdida debajo de las baldosas de algún patio.

Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

La escucha de nuevas voces, o los matices de aquellas que ya resonaban nos invita a preguntarnos si a veces es necesario volver la mirada hacia atrás para dar nuevos inicios. ¿Destruir el mapa? ¿borrar algunas líneas? ¿tenerlo de referencia para volver a pensarlo? Muchas veces es un comenzar y recomenzar que se vuelve una instancia única y muchas veces más enriquecedora de lo que comúnmente se suele asociar. Las instituciones a menudo vinculan esos nuevos comienzos como parte de fracasos; donde los significantes contradicción y conflicto son conceptualizados como parte de una limitación de aquel  abordaje que piensa la gestión de lo escolar como un engranaje.

¿Recuperará ese docente esas aulas abandonadas? ¿Cuánta sanción posible existe desde un marco legal vetusto que no fue pensado para una escuela que sobrevive en las paredes de los hogares? ¿Será desde el marco de la vigilancia la instancia que permita la continuidad pedagógica, ese fantasma que se saca por la puerta y entra por la ventana?

Docentes, alumnos y padres reconfiguraron su rol en el espacio de la escuela que lo atraviesa todo. Por ende, la escuela está en cada ambiente del hogar, en cada dispositivo, cruza la barrera de lo privado y lo público. Esa escuela que resistía a los laberintos, a las contradicciones de la red y los nodos y pugnaba por la linealidad estalló. Por consiguiente, existen nuevas situaciones que demandan sincerarnos con la escuela, revisar nuestro compromiso y elecciones y animarnos a decidir qué modelo de escuela defendemos y cómo queremos habitarla, ya sea en la sala de profesores o con ojotas en el living.

También podés leer: UN CLIVAJE NECESARIO PARA PENSAR LA EDUCACIÓN

En tiempos de aislamiento y distancia la escuela se vuelve volátil. Pero al mismo tiempo la norma la invade una vez más y remarca pinceladas que deben dejar registro de datos. La información es central en un contexto donde personas contagiadas, aisladas, recuperadas y fallecidos se han vuelto el horizonte que dirime nuestras posibilidades de desplazamiento. Así, lo escolar se convierte en otra imagen posible que replica a la sociedad del algoritmo del mundo pandémico 2020-2021.  Y en el medio, atravesados, detrás de las pantallas, los cuerpos. Hay cuerpos. Hay carne. Hay vida. Parte de esta distopía tan temida pero que hoy conforma el presente del mundo solo se lleva a cabo si hay cuerpo. Así, la escuela emprende su tarea arqueológica para saber algo de los fósiles estudiantiles. En sus muros no queda más que recuerdos. Paredes que soportaron afiches, baños con escrituras in(apropiadas), pizarrones con restos, bancos (des)ocupados.  Restos. Restos de cuerpos. La escuela debe cambiar de territorio y se erige un nuevo mapa haciendo arqueología desde las pantallas.  Cuerpos que se vuelven solo cuadrados de un zoom. Cuerpos cuadrados. Escuchar a esos cuerpos que habitan la escuela-hogar o el hogar-escuela.

¿Es una nueva escuela la que surge en tiempos de un encierro distinto? Hacer arqueología de lo escolar más allá de recabar estados, situaciones, necesidades y resolver problemas también es oportunidad para construir, componer y hacer escuela en nuevas condiciones. Una arqueología del continuo mutar es una escuela del puro devenir, que siempre lo fue pero que un virus pudo desenmascarar.

Las imágenes de Pre-Pandemia y Pandemia de lo escolar conforman fotografías de una trama que tendrá un posible panorama completo con la Post-Pandemia. Sin embargo, pueden intentarse algunas posibles pinceladas que permitan hacer comparaciones de estos momentos. Pensar en estas instancias es abrazarse a la idea de internalizaciones, naturalizaciones y significantes que han perdido su flotablidad. También es una oportunidad única para deconstruir la estaticidad de una institución, poco crítica en muchos casos de su praxis y con limitada apertura al devenir que caracteriza la vida social.

¿Qué ocurre en la escuela de los devenires ante lo imprevisto y lo evanescente? ¿Qué permiten aquellos pliegues que se desvían de la vigilancia constante de esos guardianes kafkianos que protegen la ley? ¿Quién es la ley en la virtualidad? La continuidad pedagógica es ese baluarte a proteger ante la ambigüedad, la falta de conexión y la no respuesta. Ese débil pero al mismo tiempo fuerte hilo de Ariadna que lleva a no perderse en los laberintos de la escuela remota. Lo clandestino que siempre se escrudiñó entre y ante las paredes de los muros disciplinarios en la virtualidad encuentra nuevos senderos para enceguecer la vigilancia que se hace carne en la luminosidad de las pantallas.

¿Cuánto de la escuela remota fue pensada como otro dispositivo, único y en sus albores para replicar un calendario y cronograma de acciones pensado para otro momento y modalidad de enseñanza y aprendizaje? Aquí hay un indicio para desandar el hilo que lleva a la ley. En tiempos de excepcionalidad no puede repetirse aquello que sirvió en otra normalidad y reiterar moldes que ya no pueden ajustarse a nuevas  temáticas que emergen  como la lava de un volcán.

Cartografiar la escuela del devenir es (Ges) tionar/tar con un contexto siempre complejo, en este caso una pandemia. ¿Y si el problema se vuelve en el punto de partida? La escuela está constituida por retazos de una trama vital que la hacen día a día todos aquellos que la surcan, la atraviesan, la hieren y la curan al mismo tiempo. Ser, estar y habitar la escuela es abrazarla como energía, potencia y movimiento. Quienes elegimos cartografiarla apostamos a un continuo estar haciendo y que no concluye nunca. Pensar una escuela es dar a los docentes también el lugar de intelectuales y no meros ejecutores de las políticas de un estado que bajo el ropaje de científicos gestiona en y desde el encierro. Mucho panoptismo disfrazado de inclusión que solo acentúa desigualdad y militancia y populismo combinado con demagogia. ¿Será éste el nuevo mapa para pensar la cartografía que vincula escuela y democracia con políticas educativas con un estado ausente y un gobierno que cierra escuelas y deja estudiantes y docentes a su libre albedrío? En este cartografíar la Argentina actual  ¿Quién abandonó finalmente a todos aquellos que cayeron en la escuela pública?

Auditores advirtieron que Argentina requiere más controles para evitar corrupción durante la pandemia

Por Luis Pico

Jesús Rodríguez, presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN) coincidió con Yanina Gribaudo, vocal del Tribunal de Cuentas de la provincia de Santa Cruz, en la necesidad de que los gobiernos de la Argentina, en sus distintos niveles, rindan cuentas para combatir la corrupción, especialmente en tiempos de pandemia por el coronavirus. A esa conclusión llegaron durante la charla “Ahora, los auditores”, que contó con la moderación del dirigente radical Luis Otero y el auspicio de la Fundación Magis y el Comité de la UCR en la provincia de Buenos Aires.

WhatsApp Image 2020-07-26 at 00.51.10

“La emergencia no justifica ni habilita la ausencia del control: al revés, con facultades delegadas hace falta más control”, apuntó Rodríguez,

En ese sentido manifestó su preocupación por el hecho de que transcurridos casi ocho meses de 2020, y otros cuatro desde el inicio de la cuarentena, no se tenga certeza de cómo se utilizan los fondos de la Nación.

“No hay presupuesto en la Nación no porque no se haya tratado en el Congreso. El Ejecutivo no lo mandó, está gastando a su libre albedrío”, lamentó Rodríguez.

Podés leer también: «Parlamentarios de la UCR y de Venezuela repudiaron a la dictadura de Maduro tras analizar el Informe Bachelet»

Para poder cumplir con sus labores de forma más eficiente, confirmó que esperan introducir cambios en el plan de acción de la AGN, con el objetivo de fortalecer las instituciones. De hecho, parte de esa labor la pusieron ya en marcha al digitalizar sus labores remotas y permitir que cualquier ciudadano u organización pueda hacer denuncias vía web, sin tener que acudir personalmente a alguna oficina del organismo.

Desde Santa Cruz, Gribaudo también se mostró a favor de defender instituciones que ejercen labores de control, claves para evitar crímenes de corrupción.

WhatsApp Image 2020-07-26 at 00.51.09

“El control no es un palo en la rueda, es lo que garantiza que el recurso llegue a la gente que lo necesita. Se asegura que el recurso sea bien invertido”, aseguró.

Puso como ejemplo de ineficiencia a la Justicia de su provincia, la cual, sostuvo, se ha quedado de brazos cruzados cuando les han llevado denuncias, como en el caso del “Lavandina Gate”, del que se sospecha se hicieron compras con sobreprecio en el contexto de la pandemia.

Podés leer también: Érica Revilla: “No es fácil la fase 5”

“Compraron lavandina al doble del valor que se consigue en cualquier comercio, que la ofrecen entre 54 y 68 pesos, mientras ellos la compraron a 125 pesos el litro”, detalló.

“Las denuncias han quedado en nada. El sistema judicial está cooptado y eso favorece la impunidad”, lamentó.

La corrupción cuesta vidas

Rodríguez y Gribaudo advirtieron que el dinero que se roba con corrupción luego se traduce en desmejora de la calidad de vida de los ciudadanos, en situaciones que pueden ir desde inconvenientes en lo cotidiano hasta llegar a provocar la muerte de personas.

“En el desastre de Once la auditoría mostró irregularidades en la compra de vagones que estaban en mal estado, en desuso. Eso costó más de 50 fallecidos. Pero hay más de 400 informes de la AGN que fueron fundamentales para que posteriormente se abrieran causas”, ejemplificó Rodríguez.

Podés leer también: Diputadas de Juntos por el Cambio relataron su lucha contra la corrupción en las provincias de Santa Cruz y Jujuy

En el caso de Santa Fe, gobernada desde hace más de 20 años por un mismo signo político, Gribaudo apuntó que debido a la falta de transparencia, los perjudicados han sido los habitantes de la provincia.

“La zona norte de Santa Cruz no tiene agua desde hace años. Y hay zonas sin electricidad, todo por falta de control. Hay voluntad política del oficialismo para que así sea, lo que hacen es arruinarle la vida a la gente”.

 Frente a esa situación, Otero llamó a unir fuerzas: “Arruinan la vida de la gente, que no tiene posibilidades para desarrollarse. Debemos mirarnos en ese espejo para ayudarlos y que no nos pase a todos en Argentina”, sentenció.

Austin: “La pandemia no da derecho a ejercer abusivamente el poder. Los superpoderes otorgados a Santiago Cafiero es la contracara de un Estado que no controla”

En entrevista con nuestro medio, la Diputada Nacional Brenda Austin comentó los detalles de la primera reunión virtual del Congreso. A su vez, reflexionó sobre el estado crítico producto del aumento de casos de femicidios y la necesidad de visibilizar la cuestión y garantizar que la llegada más temprana del Estado. Por último, en relación a la situación política nacional se mostró preocupada por el último DNU que otorga superpoderes al Jefe de Gabinete. “Nuestro desafío como diputados es fortalecer los mecanismos de control y terminar con la oscuridad en el manejo de los fondos públicos. Allí está el equilibrio de la oposición: acompañar las medidas razonables para enfrentar la pandemia pero con la firmeza suficiente para marcar los errores cuando creemos que los están cometiendo y para exigir que se respete la división de poderes, que la justicia funcione y que el Congreso recupere plenamente sus facultades.”

TU APORTE ES VALIOSO. APOYANOS  DONANDO LA SUMA ECONÓMICA QUE PUEDAS.

austin

¿Qué balance hace de la primera sesión virtual en Diputados?

Es importante destacar el camino por el cual llegamos a la primera sesión virtual mixta de la Cámara de Diputados, siendo un proceso complejo y de mucha cooperación de los distintos bloques para encontrar un mecanismo que le permita funcionar al congreso plenamente. Desde Juntos por el Cambio (JxC) insistimos desde el inicio de la pandemia de la necesidad de preservar las funciones que tiene el Congreso tanto en la sanción de leyes como en su rol de contralor.

¿Hubo pedidos previos?

Sí, hemos pedido muchas veces que viniera el Jefe de Gabinete de Ministros, el funcionamiento de la comisión bicameral de control de los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU). Presentamos más de trescientas iniciativas solo en el bloque de la UCR y otro tanto en los bloques que componen JxC. Es decir nuestra visión del funcionamiento excedía el cómo, el medio, entendiendo que se podía hacer de manera presencial en un lugar más amplio.

Banfi: “Tras la primera sesión frustrada en Diputados seguimos insistiendo en no demorar más el debate parlamentario”

¿Cómo fue la preparación virtual?

Se trabajó para resguardar la seguridad de las reuniones telemáticas como si se trataran de tipo presencial y entendemos que se solucionaron muchos errores luego de aquel prueba fallida en el marco de la capacitación de la Ley Micaela. Afortunadamente el oficialismo accedió a realizar instancias de capacitación para poner el sistema a punto. Por eso tengo una mirada bastante positiva de esta primer a reunión virtual, cumpliendo con las expectativas que nos habíamos impuesto.

Sí hay una cuestión que somos conscientes todos los bloques que este plataforma sirve y para temas que hay un mayor acuerdo, no así con cuestiones controvertidas o sesiones maratónicas debido a que el propio sistema no soporta más de siete horas de debate. Por eso insisto con la idea de que tiene que utilizarse en proyectos donde hay consenso, iniciativas de distintos bloque con asuntos prioritarios.

¿Qué temas se trataron en la primera reunión virtual?

El primero tiene que ver con la excepción del impuesto a las ganancias a los trabajadores de la salud y el personal afectado a la pandemia que haya realizado horas extras. Se conocieron muchos casos que el plus que ganaban al aumentar su jornada de trabajo le implicaba pagar un importe mayor de impuesto a la ganancia. Desde JxC tuvimos cinco iniciativas que buscaban exceptuar la totalidad del salario al impuesto porque entendemos el enorme esfuerzo que están haciendo, pero finalmente quedó limitado a lo correspondiente por horas extras.

Esta ley contempla además la creación de una pensión para los familiares de personas fallecidas por el COVID-19 que se hayan contagiado en cumplimiento de la función, por ejemplo, familiares de médicos o enfermeros fallecidos.

El segundo proyecto tratado fue la creación de un protocolo de protección al personal sanitario entendiendo que debemos poner todos los recursos del estado para disminuir los riesgos de contagio y para cuidar a los que nos cuidan. En este punto, nuestro bloque había presentado un proyecto con la autoría de la Diputada Josefina Mendoza que luego con el diputado Bucca lograron acordar un texto en común que terminó siendo ley. Lamentablemente se está viendo situaciones en todo el país de hospitales que han sido disparadores de contagio por no tener las medidas de resguardo necesaria para poder cuidar a los profesionales de la salud.

La cambio de tema hacia la otra pandemia: los femicidios… ¿cómo se lo enfrenta?

Es un gran problema que desde hace tiempo sufrimos como sociedad y que con lo cuarentena lamentablemente se ha agravado. Están sufriendo las mujeres que viven en contexto de violencia, no solamente presas dentro de un mismo domicilio físico, sino además con dificultades económicas si quisieran ejercer su autonomía – tema que siempre debe estar presente –. Aquí la pregunta guía debe ser: ¿Cómo ayudamos a generar autonomía económica así romper los círculos donde se genera la violencia?

Por eso es imperiosa la necesidad de revisar medidas en con contexto donde el Estado lamentablemente suele llegar tarde con la ayuda y ahora más con la cuarentena. Es necesario facilitar aún más los accesos a los canales de denuncia y garantizando lugares de traslado y/o cumplir las restricciones perimetrales. Es por eso que se torna imperante que la justicia está activa y no de feria. Es importante que los juzgados de familia estén abiertos porque muchas cuestiones vinculantes a alimentos y cobertura de cuotas se potencializan impactando en las mujeres y debe ser prevista.

Greco: “desde el inicio de la cuarentena se registraron 32 femicidios en Buenos Aires”

Con respecto a los femicidios, como sociedad debemos seguir visibilizándolo entendiendo que hay un proceso previo que tiene que ver con los “micros machismos”, esto es, el lugar donde se inicia y todo lo que aún hay que desmontar de una cultura de violencia sobre las mujeres en diversos planos: simbólica, económica, doméstica y física.

En este camino, la aprobación de la Ley Micaela y la adhesión de la mayoría de las jurisdicciones es un camino importantísimo. Tuvimos la primera capacitación en el Congreso. Indudablemente es una herramienta que debe ser permanente, no solo juntar un día a los funcionarios públicos en una charla sino entender que es una herramienta de capacitación y formación constante para que la perspectiva de género guíe nuestras acciones, nuestras miradas, las leyes que sancionamos y los modos que interactuamos entre nosotros.

Petrovich: “los femicidios son la otra pandemia que el Estado debe atacar”

¿Qué reflexión hace con respecto a lo sucedido en Tucumán con la demora en la aplicación de Ley Micaela y la negación de femicidios por parte de algunos legisladores?

Preocupante, pero creo que la movilización que se ha hecho a través de redes sociales para pedir que Tucumán adhiera a la Ley Micaela es muy importante, porque además, lamentablemente, Tucumán ha sido patrimonio o el epicentro de conflictos y declaraciones vergonzosas de alguno de sus funcionarios públicos que demuestran la enorme ignorancia que tiene sobre este tema y la incapacidad al no entender que la violencia de género está presente en nuestras sociedades y que el femicidio como tal es una categoría que debería ser condenada con muchísima fuerza y para ello requiere un estado presente.

Por último, ¿cómo ve a la oposición en este momento? ¿Que actitud debe tomar teniendo en cuenta el apoyo popular que el gobierno nacional refleja en las últimas medicones?

Desde el inicio de la gestión de Alberto Fernández hemos tenido siempre una voluntad de cooperación y más aún con el inicio de la pandemia. No obstante eso también hemos señalado con firmeza los puntos donde se han equivocado y las situaciones de abuso de poder que nos preocupan.

Comenzó su gobierno con la “Ley de solidaridad y reactivación económica” que en realidad lo que escondía es un conjunto de superpoderes para el ejecutivo nacional quitándole facultades al congreso. Ese camino termina de completarse días atrás con este DNU que nos vuelve más de una década atrás al uso de los superpoderes para manejar el presupuesto y los recursos públicos sin ningún tipo de restricción y control. Esto fue fuente de cultivo de casos de corrupción. Estos superpoderes en manos del Jefe de Gabinete es la contracara de un Estado que no controla.

La pandemia no da derecho a ejercer abusivamente el poder ni a violentar la constitución nacional ni tampoco los derechos de los ciudadanos. Ahí el gobierno debe ser enormemente responsable y no utilizar de manera abusiva para que no volvamos a un estado que termina siendo foco de corrupción como lo fue durante el kirchnerismo.

Tonelli: “Lo ideal sería una combinación de cuarentenas específicas y reactivación económica. Pero ahí falta un gran supuesto: un Estado inteligente”

¿Qué desafíos hay frente a este avance sobre las instituciones?

Nuestro desafío como diputados es fortalecer los mecanismos de control y terminar con la oscuridad en el manejo de los fondos públicos. Allí está el equilibrio de la oposición: acompañar las medidas razonables para enfrentar la pandemia pero con la firmeza suficiente para marcar los errores cuando creemos que los están cometiendo y para exigir que se respete la división de poderes, que la justicia funcione y que el Congreso recupere plenamente sus facultades.

TU APORTE ES VALIOSO. APOYANOS  DONANDO LA SUMA ECONÓMICA QUE PUEDAS.

Petrovich: «los femicidios son la otra pandemia que el Estado debe atacar»

Conversamos con la Senadora provincial Lorena Petrovich sobre la pandemia como eje y las diversas aristas que se ven el presente. La falta de sesión en la Legislatura, el grave aumento de femicidios y la falta de rumbo de en materia económica por parte del ejecutivo, con el cual no tienen un diálogo fluido, son algunos de las preocupaciones de la legisladora oriunda de Lanús.

petrovich subir

En el marco de la pandemia… ¿Está sesionando la Legislatura bonaerense?

Lamentablemente no. Desde el Bloque de Senadores de Juntos por el Cambio estamos pidiendo sesionar para modificar el reglamento y darle validez a la virtualidad mediante teleconferencias. Hemos presentado una serie de propuestas que esperamos que sean tratadas.

Como dirigente de la comisión de la mujer en el PRO ¿Qué nos puede decir acerca del lamentable avance de los femicidios?

Los femicidios son la otra pandemia que el Estado debe atacar. Desde PRO Mujeres Nación, hace un mes pedimos que el Ministerio de Género elabore un Plan Nacional 2020/2023 para erradicar la Violencia de Género contra las mujeres y el correcto funcionamiento de la línea 144.

Si bien la cuarentena es una medida acertada, hay serias preocupación por las consecuencias económicas en el corto y mediano plazo…

Estamos en una situación extremadamente delicada. Es imperante la necesidad de pensar estrategias para que más sectores puedan ser re-incorporados a su actividad. Un caso concreto es la actividad inmobiliaria, para la cual he enviado una iniciativa a la cámara alta para su tratamiento. Creo que esta reactivación no genera aglomeraciones ni traslados masivos, y que los riesgos pueden minimizarse a través de la exigencia de un protocolo que cumpla todas las disposiciones que establece el Poder Ejecutivo.
Considero que es una actividad comercial que no solo afecta cuestiones esenciales como el acceso a la vivienda sino que también es un ingreso para locadores jubilados o que cuentan con ese aporte para su subsistencia. Además hay muchos inquilinos que no tienen cuentas bancarias y se ven imposibilitados de cumplir con sus obligaciones.

¿Podría informarnos acerca de los números de casos confirmados de COVID 19 en la provincia? ¿Cuáles son los distritos con mayores índices de contagio?

Desde la Provincia quedaron en armar un sistema para darnos respuestas, pero al día de hoy oficialmente no tenemos números. No hay información.

Por último, ¿cómo es el trabajo sin tener aún la posibilidad de sesionar?

En las últimas semanas hemos mantenido reuniones virtuales con muchos referentes distritales, y sumamos los mensajes de los vecinos que nos llegan por distintas vías. Ellos tienen una preocupación real y sensación de incertidumbre.
Como legislativo trabajamos incansablemente todos los días y ya presentamos una serie de iniciativas en el Senado bonaerense que considero que pueden llevar alivio, mejorar economías regionales y cuidar a los boanerenses.
¿Mantienen un diálogo fluido con el gobierno provincial?
Realmente tuvimos poco intercambio y por eso espero que con el tiempo el diálogo sea más fluido. Estoy convencida de que de esta pandemia salimos trabajando todos juntos.

PODÉS INGRESAR A LA SECCIÓN AYUDANOS Y DONAR LA SUMA ECONÓMICA QUE PUEDAS. TU APOYO ES VALIOSO.