Acciones desquiciadas

Por Carlos Paladino

Jubilaciones: Guzmán aprendió que en el kirchnerismo solo define Cristina -  El Cronista

Si un día alguien (puede ser cualquiera de ustedes o nosotros), se despierta, escucha o lee las noticias del día y de pronto se siente perturbado, atolondrado, chiflado, o un poco loco; no salga disparando a consultar a su médico de confianza, el que le cubre la Obra Social. Seguro se preguntará si no está asistiendo a los primeros síntomas del (alemán), el señor Alzheimer.

De igual modo y frente al espejo, pensará que atraviesa un “lapsus mentis”, un olvido causado por la fatiga y el stress diario. Si bien nadie de nuestra abrumada sociedad está exenta de contraer ese tipo de enfermedad; una alarma lo invadirá de pies a cabeza. No es para menos.

 Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

Pero escuche con atención; su salud mental está igual que ayer. Sucede que, por lo ordinario, lo que se dijo ayer no debería cambia de un día para el otro. Más aún, si las insensateces llegan desde la esfera de gobierno.  La contradicción, la burrada germina de la imaginación, es por la disyuntiva de pagarle o no pagarle al FMI. Ese dilema los vuelve locos y esa locura nos la transfieren a nosotros.  

La deuda contraída con los extranjeros, debe ser pagada por el país deudor. No importa quien la contrajo. “Honrar la deuda” se dice, y el refrán lo confirma: “Si lo que te honra no exhibes, lo que te deshonra ocultas”.

El triunfador de las últimas elecciones, sea de la época y el partido que sea, tiene por objetivo ganar para ostentar la soberanía y el bastón del poderío; si no pecó de irresponsable, tiene que haber profundizado sobre el verdadero estado de situación del gobierno que le abre la mano. De no ser así; es insensato, es intrépido y deja en claro que quiere gobernar por motivos que nada tienen que ver con la mejora y la recuperación del pueblo.

Suscribite gratis al canal de Nicolás Cereijo con clases y análisis político de la actulidad.

Vivimos un gobierno que necesitaba el poder absoluto, esencialmente, para solucionar las dificultades propias.  Los gobiernos heredan las buenas y las malas; echándole la culpa a los anteriores, lo único que hacen es demostrar la suma de incapacidades de que disponen. Distinto sería si al menos, reconocieran la sistemática corrupción, paradigmático ejemplo de la rendija por donde se filtra el dinero del tesoro.

Después de todo, nuestro gobierno es una entelequia, que paga los compromisos con la recaudación de nuestra plata, que dilapida el caudal de nuestros impuestos y hace gala de corrupción, también, con los dineros de la gente.

El gran logro del Presidente Alberto Fernández, al haber concertado un principio de solución con la deuda externa argentina, incluyó titulares donde el FMI y EE.UU. acreditaban de “muy positivo” el acuerdo, y “espera que sea cumplido” Este último dio una señal de apoyo. Dicho acuerdo debe ser aprobado por el FMI, la Casa Blanca, el Departamento del Tesoro; una contribución conjunta para que Argentina y el Fondo consigan un buen convenio.

Que la señora Cristina – que no acepta acuerdo alguno – haya sabido de la colaboración de Estados Unidos a la Argentina debe haberle provocado un buen dolor de cabeza. Ese favoritismo del país de norte, a las gestiones argentinas de Guzmán; a ella, que lidera las políticas y los negocios con los máximos exponentes de las antidemocracias violadoras de los derechos humanos: Rusia y China, le debió fastidiar.


NUNCA MÁS UN AULA VACÍA 


El pacto que continúa su proceso normal, es el entablado entre Alberto y Cristina, para que el primero se inmolara como presidente de ficción. Creemos que, por decisión de la señora, Alberto Fernández, más rápido que ligero, partió hacia Rusia y China. Un itinerario ya programado. Hay que dejar plasmado que no necesitamos “chuparle las medias” a EE. UU, porque nos sobran amigos tan o más fuertes que el norteamericano. ¿Ojo con nosotros?

El señor Fernández, presidente y autor del trato con el Fondo, se reunió con el presidente ruso Putin, que ha formalizado relaciones con Nicolás Maduro, Miguel Díaz- Canel, Daniel Ortega y Evo Morales, caracterizados autócratas sudamericanos. El “Alberto Magno” argentino, se sentó con Putin y como si nada hubiese ocurrido la semana pasada, despotricó contra el presidente Biden y su país, como si la que se expresara fuese la vicepresidenta.

Dejó de lado lo referente a ahondar las relaciones entre países y construir una agenda de tratativas futuras y se lanzó a la carga contra Estados Unidos y el FMI. “Yo dijo como si obedeciera a sus pensamientos – estoy empecinado en que Argentina tiene que dejar esa dependencia tan grande que tiene con el Fondo y con Estados Unidos. Y tiene que abrirse camino hacia otros lados. Y ahí es donde me parece que Rusia tiene un lugar importante” De la información podemos inferir de la cautela del presidente ruso, (cosa que no tuvo en cuenta nuestro presidente) al no responder una sola palabra acerca del ofrecimiento de Alberto: “…cuando el jefe de Estado le propuso que Argentina funcionara como puerta de entrada de Rusia en América Latina… para que Rusia entre de manera más decidida” (Infobae) Esa es la máxima aspiración de Cristina Kirchner.

¿Qué pensar del presidente? Tal vez fue a amenazar al coloso americano. Junto con Guzmán consiguieron convencer a los acreedores de llegar a un entendimiento luego de dos años de pelea; y horas después se representa a favor de los cultores de las dictaduras modernas, con un discurso conflictivo. No importa que él, el pueblo y el prestigio argentino queden asquerosamente ubicados en el concierto mundial de las naciones. La señora Cristina Kirchner maneja a Alberto a gusto y placer. ¿Peligrará el entendimiento sobre la deuda externa?

Señor presidente, todos conocemos que Ud. debe honrar el compromiso de ser un   segundón eterno en el gobierno de la señora Cristina; pero, ¿no es un poco mucho soportar tanta infamia y desprestigio?  

Estimados amigos; duerman tranquilos, ustedes no forman parte de esta locura argentina. Eso es privativo de  cierta dirigencia. 

 

Eso sí, Procure no contagiarse del desquicio general en que los patriotas pretenden sumergirlo, no obstante, acostúmbrese, sin infectarse, a cohabitar con mandatarios y políticos, que un día le dirán blanco y otro negro. Asimismo, se los percibe perturbados y asustados.

Se deduce, del llamado a marchar contra la Corte; convocada, primariamente, por uno de los hombres más cuerdos que encuadra el peronismo, kirchnerismo o como sea conveniente apellidarse en cada ocasión, el cual suspira por una “corte popular” al modo de la Revolución Francesa. Cortar cabezas a diestra y siniestra.

Don Luis, es el clarividente y uno de los que más “está con el alma en un hilo”, si la justicia no cambia de actores. Lo viene demandando al presidente desde hace rato, cuando con esa bocaza que escupe lo que mejor le cuadre, dijo que si no se apretaba a la justicia hasta Cristina podía ir presa.

El protector de los humildes llamó a marchar el 1º de febrero, donde decía exigirían la renuncia de los 4 jueces. “Queremos que se vayan y no vuelvan más” Una protesta, que ha juzgar por los aglutinados podría denominarse “la de los condenados, procesados o imputados”, por los antecedentes que engalanan a muchos de ellos. Por ejemplo: el presidente Fernández, afirmó “La Corte, tiene problemas muy serios de funcionamiento”; Martín Mena, viceministro de Justicia expresó que “Es necesario que la gente se pronuncie contra el máximo tribunal”. Otro personaje es la fundadora de la Tupac Amaru, acusada por causas como “Pibes Villeros”, “Amenazas”, “Agresión, “Lesiones graves”, “Balaceras”, “Tentativa de la privación de la libertad agravada”.  Milagro Sala fue detenida en el año 2016 y desde 2018 cumple prisión domiciliara” en una casa placentera con piscina. Se la juzgó y condenó a 13 años de prisión por jefa de “Pibes villeros” (asociación ilícita).

El Estado le entregó 60 millones de pesos, para construir casas sociales. Las viviendas no se hicieron y el dinero brilló por su ausencia. Se la absolvió por la causa “Amenazas” contra na comisaría. No obstante, aprovechó la volada para mantenerse en sus trece: “Son una manga de incompetentes, cuando ponga una bomba me van a reconocer, los voy a hacer volar a la mierda” … ¡¿Mírala a la señora?! Todavía tiene condenas para mantenerla recluida; pero, si no la liberan, hablará.

Otros conspicuos kirchneristas promueven y alientan la manifestación; Hugo Moyano, Aníbal Fernández (ministro involucrado en causas por  600 millones de pesos). También convoca el juez Juan Ramos Padilla. Hay como para elegir. El peligro ronda en la gravedad que significa que dos poderes de la nación se enfrenten por causas de podredumbre oficial.  

Estimados; escribimos muy poquitas cosas de las porquerías que nos atropellan a diario.   

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.