Votamos un cambio, sin cambiar los hombres

Por Carlos Paladino

25 preguntas y respuestas sobre nuestro sistema político - Juventud Rebelde  - Diario de la juventud cubana

Frenética semana venimos atravesando; no hay un día igual al otro. Ya no se habla de la inflación porque se ha naturalizado entre nosotros. La violencia desatada a personas desprotegidas de cualquier edad y sexo, son visiones que reemplazan a las viejas película de pistoleros y matones. El dólar aumentó hasta llegar a precios descontrolados y, de repente, tan sólo ante lo que puede significar una ayuda o una ilusión forjada bajo el calor de un fuego lánguido y anémico, la moneda extranjera baja de un saque. No deja de ser una latente impotencia nacional.

 Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

Es un país resquebrajado por la sucesión ininterrumpida de los “consagrados” gobiernos argentinos. En cada elección, buscamos cambiar el rumbo, pero, con los mismos hombres. De esta manera no va. Un mejoramiento estructural, condicionado por este hecho, restringe el énfasis y el empeño popular, por mudar de aires y empezar a ir viendo el sendero que nos conduce a un sitio con una atmósfera menos tóxica.

Si los partidos políticos – por codicia, egoísmo o ingratitud – siguen postulando a los que ya demostraron su incapacidad, estamos en presencia de los principales causantes de la desesperanza argentina. Las consecuencias de estos malos recambios, se convierten en uno de los más licenciosos actos de la democracia. Cometidos por las arbitrariedades que se permiten los insignes   demócratas y republicanos a los que los argentinos les importan casi nada, librados a la buena de Dios y siempre con la posibilidad de ir a llorar a la Iglesia.

El presidente Alberto Fernández, nos muestra ser otro hombre (o tal vez sea una fingida postura) luego del anuncio del “acuerdo con el FMI”. El Frente de Todos no ha emitido opinión. La señora tampoco- Es más, los kirchneristas patean las calles oponiéndose al acuerdo. Diez expresidentes solicitaron al FMI que asuma su responsabilidad por el préstamo a Macri.   

Sabíamos que el FMI pide una “resolución estable y sustentable”, que abra la economía privada. “…la incertidumbre, las políticas intervencionistas, la inflación y el estancamiento de la economía, impiden que el país alcance su máximo potencial…” Significa rever las políticas de control sobre el capital, las restricciones comerciales, las cargas impositivas a la producción, las leyes laborales, etc. Claro, aledaño a los gastos públicos.

Marc Stanley, del Departamento de Estado para Washington, funcionario avezado y componedor, expresa su convencimiento de que ambos países están en el buen camino. Se anima a decir que: a la hora de negociar con Cuba, Venezuela o Nicaragua, no es igual que con Argentina “Siempre tenemos un buen diálogo y relación abierta con las autoridades argentinas. Es porque compartimos principios democráticos básicos.

En realidad, se ha conseguido un “entendimiento” para abordar el tema de la deuda externa; hasta el momento no pasa de ser eso. Sucede que somos una nación sin plata, y sin cabales intenciones de saldar sus compromisos, “este entendimiento” es presentado al modo de un triunfo pírrico y glorioso. En concreto, faltan todavía varias instancias que superar para que el acuerdo quede formalizado; no obstante, el gobierno, lo hace ver como que ha obtenido una conquista definitiva, sobre una deuda indomable, sin resolución desde que el gobernador Martín Rodríguez, tomó un crédito del Banco Baring Brothers en 1824. Manuel Dorrego, en 1827, defaulteó el pago. Desde ese tiempo viene nuestra historia con respecto a las obligaciones internacionales.

Algo parecido a la vacunación contra el Covid. Luego de despilfarrar la oportunidad de inyectarnos con la Pfizer, poniendo en peligro vidas humanas, hoy se escucha predicar a los burócratas sanitaristas respecto del plan vacunatorio de excelencia ideado y ejecutado por ellos. No es una novedad la noticia con el Fondo; por supuesto que no, lo deseaban todos; pero, lo anunciaron como un logro inédito del gobierno: “Sin acuerdo no teníamos horizonte de futuro, con este acuerdo podemos ordenar el presente y construir un futuro”. Agregó, por cadena oficial Alberto “…este acuerdo no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo…no habrá caída del gasto real (?) y sí una inversión en la obra pública…”

Sin embargo, el presidente, en una charla con RT, un medio ruso, no pudo dejar pasar la ocasión de engrandecer su ponderación y les dijo que “el Fondo tiene que hacer una crítica mucho más profunda, no sólo a lo que ocurrió en Argentina, sino sobre lo que ha sido su política permanente” El crédito que le otorgó Macri en el 2018, “no tiene ninguna racionalidad técnica” No sabemos si sus palabras habrán bastado para justificarse ante la señora Cristina

Si ponemos la mirada en las exigencias que conformarían al FMI (según lo visto) para firmarlo, diríamos que la situación no molesta mucho al gobierno argentino. A la vez nos preguntamos si los gastos públicos no deben ser achicados. Si los sueldos públicos siguen igual; si el Cuerpo Colegiado Privilegiado se bajará sus ingresos; si los impuestos a la producción real serán rebajados, las restricciones s las exportaciones serán eliminadas, practicaremos el libre comercio; los miles de oportunistas (ñoquis), asesores, camporistas, dejarán de cobrar.

¿Se le pondrá freno la corrupción? De tanto en tanto tendríamos que deleitarnos con algún delincuente preso; las cargas sociales tendrán una adecuación a las necesidades de la producción y no vayan a sumarse al patrimonio personal. Los sindicalistas van a presentar las declaraciones juradas de todos sus bienes. Las tarifas no van a ser aumentadas.

El empresario tendrá acceso a los créditos; se facilitarán créditos a intereses bajos para que los empresarios tengan acceso a ellos. Seguro que con esto no alcanza, no obstante, sería un buen plan que prestigiaría al presidente. Hay que esperar el proyecto del gobierno, la aprobación del Congreso y si es viable para el FMI.MIENTRAS ESTO OCURRE, Y PROCURANDO DAR CONFIANZA A NUESTROS ACREEDORES, EN EL MES DE FEBRERO, EL PRESIDENTE SE DARÁ UNA VUELTITA POR RUSIA Y CHINA.

El primer mandatario todavía sigue instrucciones de la señora vicepresidenta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.