Argentina y el FMI: Vamos a sufrir

Por Rodolfo Florido

Lo lamento profundamente por los lectores, pero vamos a sufrir. Negarlo, obviarlo, esconderse no les va a solucionar lo que vamos a atravesar. Hay que saberlo, prevenirse y enfrentarlo.

Todos los indicios nos muestran que vamos hacia la ruptura con el FMI. Las expresiones del Ministro Guzmán y las del Presidente así lo indican. No voy a detenerme en señalarlas una por una. No tiene sentido, todos los lectores saben que es así. Al respecto, es notable el esfuerzo que hacen algunos periodistas y economistas en negar esta posibilidad, ante el terror que implica encontrarnos en este camino. La negación de lo obvio no tiene ningún sentido práctico.

 Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

Si le sumamos la actitud y manera de redactar de los medios de comunicación afines al gobierno, esta suposición se hace más fuerte. Con la excusa de que no vamos a someter al pueblo argentino a un ajuste y las veladas o no tan veladas amenazas de un mayor acercamiento a Rusia y a China, transitamos un ajuste de hecho (por inflación, aumento de tasas, caída real de salarios e incremento diario devaluatorio) que profundiza las profundas dificultades de la clase media aportante del saqueo impuesto por crecientes cargas impositivas.

Se afirma que se hace esto para no desproteger a los sectores más retrasados y/o pobres de la economía. Una falacia brutal. Estos sectores solo crecen en número y sus ingresos están o destruidos o sometidos a las dadivas administradas como vasos de agua cuando la deshidratación los alcanza. Una suerte de mecanismo perverso que agudiza sus carencias para disimular que se les entregan unos pocos miles de pesos cuando la ausencia de ingresos se confunde con el hambre y el futuro es un puente demasiado lejano para verlo.

Claro que hay quienes dicen que a último minuto se alcanzará un acuerdo con el FMI, ese perverso y oscuro organismo. Lo que no dicen es que el FMI es un organismo en el que se integran 184 países, o sea, casi la totalidad del mundo. O sea…, estamos peleados con 184 países, pero los errados son ellos, no nosotros.

Podés suscribirte GRATIS y disfrutar de mucas clases online.

¿Y qué quieren estos perversos? Quieren cobrar lo que le dieron a Macri, que tomó ese crédito para pagar lo que debía Cristina. No es poca la gente que cree que la argentina tiene un problema porque le debe al FMI 45 mil millones de dólares. El pueblo argentino tiene que saber que nuestra deuda ya superó los 270 mil millones de dólares. O sea, nuestra deuda con el FMI no llega al 18% del total de lo que debemos.

El gobierno nacional se desgañita diciendo y pidiendo… “déjennos crecer para poder pagar”. Claro que mientras afirman esto, presionan impositivamente a los sectores más productivos y que mayor crecimiento podrían proveer. Reparten dinero improductivo de sectores productivos, con la excusa de que lo hacen para hacer una sociedad más igualitaria. Billones de devaluados pesos van a parar no a generar trabajo, educación o emprendimientos productivos, no. Se distribuyen como un suero por goteo para que el paciente crea que está vivo, mientras espera en la guardia de un hospital que llegue una cura que lo saque de la enfermedad de la pobreza endémica con riesgo de ser pandémica. Dinero que opera como una suerte de cortisona monetaria que esconde la enfermedad mientras genera pequeños momentos de gratitud.

Pero seamos optimistas y pensemos que se llega a un acuerdo con el FMI. ¿Qué sucedería? Se presentaría como un resultado de la fortaleza negociadora del gobierno nacional. Se ocultarían o dibujaría la semántica del acuerdo de ajuste y muy probablemente se incumpliría el acuerdo en el mismísimo primer semestre de este. Luego se diría que se está haciendo el máximo ajuste posible sin condenar a la pobreza al pueblo argentino. O sea, dialéctica, relato.

Es como el pedido del gobierno a la oposición para que esta lo apoye en el acuerdo con el FMI. Una falacia. Primero pide el apoyo y una reunión, luego, suspende la reunión para otra fecha, más tarde, vuelve a suspender la reunión solo que ahora sin fecha y, cuando la oposición se cansa y dice que no va a ir a ninguna reunión, el gobierno dice… si nos apoyan no vamos a poder sacar el país adelante.

Todo es una y otra vez de la misma manera. Es como lo que le hicieron a Morales. Por un lado le agradecen que sea condescendiente con el gobierno y que exprese que hay que ir a las reuniones que este convoque porque fue el PRO el que pidió el crédito al FMI. E inmediatamente después, viaja el Ministro del Interior Wado de Pedro a Jujuy para reunirse con la presa y condenada Milagro Sala para complicarle la Gobernabilidad jujeña al Gobernador Morales, o sea, complicarle la vida al que se había mostrado contemporizador y que había pagado el precio político por tratar de tirarle un cable al gobierno con la oposición.

En resumen, estamos transitando el camino hacia un brutal ajuste, con o sin el FMI. La única diferencia es que confrontando con los 184 países que conforman el FMI se hará un ajuste con tinte épico. Y si hay “acuerdo” se incumplirá en el corto plazo.

¿Y yo que hago se preguntará el lector? Muy simple. Si puede, evite gastos superfluos, ordene sus cuentas internas, ordene el pago de sus tarjetas de manera de evitar las brutales cargas punitorias bancarias sobre las tarjetas no pagas en su totalidad. Si tiene algún resto, convierta sus pesos en monedas duras y retenga el aire. Si no tiene resto, compre productos no perecederos que pueda guardar y consumir por varios meses. Sea frugal, este año va a ser muyyyy duro y el año que viene no se presenta mucho mejor. El gobierno podrá intentar crear una realidad paralela, pero, la realidad siempre se impone. La escenografía, aunque parezca solida, nunca es lo mismo que la realidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.