Te quieren COMPRAR con la plata que te SACARON

Por Rodolfo Florido

¿Querés saber que vas a elegir en las próximas elecciones? Primero te dijeron que no salgas de tu casa, después te dijeron que camines sin salir de la manzana, después te dijeron que no salgas a la ruta, más tarde te dijeron que no podías reingresar a tu Provincia de origen, luego te dijeron que no salgas del país, luego te dicen que no vuelvas Y AHORA TE DICEN QUE NO PODÉS ELEGIR TU OBRA SOCIAL. QUE SI GASTAS MÁS DE 10 MIL PESOS (UN CHANGUITO EN EL SUPER) TE VA A CONTROLAR LA AFIP. La lista sigue. Pero sería inacabable detallarla.

A los jubilados les sacaron 8 mil pesos con la nueva fórmula de cálculo pero en agosto le van a dar 5 mil –por única vez- hasta el próximo ajuste. ¿Hay que agradecerles que te devuelvan una parte de lo que te robaron? El mecanismo es de una perversión y un cinismo inhumano. Te roban tu casa, te devuelven un poco de lo que te robaron y quieren que le agradezcas al delincuente por el gesto de dejarte la frazada pero no el colchón.

Si te gusta nuestro contenido podés ayudarnos haciendo click aquí

Mientras pasa esto, gota a gota la clase media se va extinguiendo. Solo el año pasado 1 millón 700 mil argentinos que económicamente pertenecían a la clase media, YA NO PERTENECEN. Si culturalmente, pero no económicamente. No va a faltar seguramente el imbécil que diga… ahora sabrán lo que significa ser de clase baja, pobre o como algunos cínicos que reformularon la palabra pobreza y la llaman “sectores populares”. Cínicos. Ser pobre no es un experimento antropológico para crear conciencia de masas. Es una desgracia producida por el fracaso de la política, el Estado prebendario y también por las impericias propias.

Seguramente cuando terminemos el 2021 el número de caídos superará los 2 millones y medio o 3 millones de nuevos pobres. Pobres que eran de la clase media y fueron empobrecidos por la voracidad salvaje de un Estado inútil y corrupto que se queda a través de diversos impuestos con el 50% de su esfuerzo, de su trabajo.

Los empujan a la calle para que las mal llamadas “Organizaciones Sociales”, sostenidas por los impuestos de las clases medias, reciban dinero para “evitar el estallido”. Pero… ya está, esos 2 millones de nuevos pobres provenientes de la clase media con cultura de esfuerzo y de trabajo ya no podrán aportar mucho, ahora son pobres. Deberán buscar su tarjeta alimentar, su AUH, alinearse con alguna “Organización Social” y salir a cortar calles para pedir una ayuda del Estado que los esquilmó. O sea… TE COMPRAN CON TU PROPIO DINERO, EL QUE TE SACARON.


Esa clase media sueña con recuperar su perdido status. Algunos incluso hasta creen que esto será transitorio y que el Gobierno que eligieron (sin el voto de la clase media no habría sido elegido) les devolverá su situación. Están endeudados, no pueden pagar el alquiler, deben dinero a los bancos y 2 millones de ellos devolvieron sus tarjetas de crédito a los Bancos porque ya no pueden perder ni siquiera el dinero que significa la cuota de mantenimiento de la tarjeta. Se cayeron del sistema. Sin tarjetas de crédito no pueden ni siquiera acceder al “Ahora 12”.


Continuar con esto o siquiera intentar recuperar un camino de esfuerzo recompensado es lo que se decidirá en septiembre y en noviembre de este año. No hay espacio para auto engañarse. Los que se cayeron del sistema pueden aún recuperar la esperanza de desandar el camino. En  1970 el 65% de la Argentina pertenecía a la Clase Media, en el 2019 el 51% y en el 2020 el 45%. El 2021 terminará en el 40%. ESTA ES LA REALIDAD, DATOS CONCRETOS, NO EL RELATO.

Canal de YouTube Nicolás Cereijo. SUSCRIBITE gratis.

La sociedad no puede seguir auto engañándose, comprando espejitos de colores y creyendo que una X en un documento de identidad o 10 mil penes de madera son un avance hacia una igualdad que es una ficción construida para distraernos del precipicio al que nos acercamos.

Y lo más triste de todo esto es que los constructores del relato; políticos, funcionarios, artistas, comunicadores, etc., todos ganan más de 200 mil pesos… muchos, mucho más que eso. Ellos no caen en el precipicio de la movilidad social descendente. A ellos no los esperan las Villas Miseria rebautizadas “Barrios Populares” para no “estigmatizar” la indecencia de las pobrezas compradas, adquiridas y provocadas. A ellos los esperan los departamentos en Puerto Madero, los restaurantes donde en una mesa de cuatro gastan en una noche lo que un pobre gana en un mes. Muchos de ellos viven de canjes publicitarios de primeras líneas mientras se llenan la boca hablando de los pobres que ellos mismos santifican como si la pobreza fuera un signo positivo de los tiempos y no una desgracia y la evidencia de nuestro fracaso.

La Democracia nos da la oportunidad de corregir nuestros errores. Porque…, no seamos hipócritas, estamos aquí porque pavimentamos el camino de nuestro propio fracaso. El pueblo argentino, nuestro pueblo argentino, deberá decidir si quiere construir su propio destino o dejar que lo sigan llevando con el cencerro de una líder hacia el matadero que los seguidores confundidos creían que era el alimento del día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .